El arte de la horticultura en el Festival de flores de Chelsea

0

Jardines conceptuales que se destacan por su diseño y énfasis en preservar el medioambiente.  

La última edición del Festival de flores de Chelsea, Inglaterra, presentó una serie de jardines conceptuales, minuciosamente planeados y elaborados, inspirados en distintos ecosistemas, temáticas como la educación, la sostenibilidad y el arte, y lugares exóticos como Bermudas, Malta, Japón, China, Canadá y México.

La cita anual del mundo de la alta horticultura es una celebración de los jardines, las plantas y las flores. Se exhibieron 24 jardines, nueve en la categoría de jardines de exhibición, nueve en el rango de jardines artesanales y cinco en la categoría de “jardines frescos” o con nuevas ideas.

Una de las exhibiciones más esperadas fue el jardín de la Real Sociedad de la Horticultura (RHS, por sus siglas en inglés), dedicado a su campaña de Greening Grey Britain, crear más espacios verdes en la Gran Bretaña gris.

La medalla de oro al mejor jardín del festival fue otorgada este año al diseñador James Basson, por presentar un jardín árido, de bajo mantenimiento de riego, cuya fuente de inspiración es una cantera abandonada en Malta.

El jardín medalla de oro de James Basson. Crédito: Alba Rodríguez.

El elemento central del diseño de Basson se resalta por el uso de bloques monumentales de piedra caliza, sembrados con hierbas, árboles de hoja perenne, matas silvestres y plantas cubresuelos, provenientes de la isla de Malta.

La estructura del jardín está subdividida en diferentes espacios, cada uno con su propio ecosistema; en la parte baja se encontraban monte y platas silvestres y en la parte alta del jardín sembró arbustos y vegetación, típicos de las zonas áridas del Mediterráneo.

El mensaje detrás de este jardín es sensibilizar a la población para que tome acción en preservar nuestro frágil medioambiente. Igualmente, de racionalizar la gestión sostenible del agua, el reciclaje y el compostaje, como elementos vitales para salvar los ecosistemas delicados y distintivos del planeta.

Una gran muralla verde

Ante los nuevos desafíos ambientales, el gobierno local ha implementado la iniciativa de diseñar y construir un anillo verde de 20 enormes jardines. Todos conectados por un parque lineal verde.

El jardín de la Ruta de la Seda es presentado como el hermano menor del ambicioso programa de rediseñar el paisajismo de la ciudad de Chengdu, en China.

El jardín de la ruta de la seda. Crédito: Alba Rodríguez.

Durante las dos últimas décadas, la rápida urbanización de las ciudades chinas, producto de la fuerte ola masiva de inmigración del campo a la ciudad, ha tenido un enorme impacto ambiental, manifestado no sólo en menos espacios verdes para los habitantes, sino también en un deterioro de la calidad del aire.

Esta nueva muralla verde busca crear nuevos espacios verdes de ocio para los habitantes de Chengdu. La estructura tendrá una función ambiental importante, al despejar el aire húmedo de la ciudad, sacando provecho del constante viento proveniente de oriente, el cual será canalizado a través de los jardines creados a lo largo y ancho de la metrópolis.

El jardín de la Ruta de la Seda, presentado en Chelsea, está inspirado en la riqueza cultural e histórica de Chengdu.

Desde tiempos antiguos, la ciudad es conocida como la tierra de la abundancia, gracias a la fertilidad del suelo y el clima favorable. Un camino recorre a lo largo el jardín, como un tributo al legado histórico, horticultural y económico de la antigua ruta comercial del Camino de la Seda.

Los jardines urbanos

Hace dos años, la RHS lanzó la campaña para crear más espacios verdes en Gran Bretaña. Fue una iniciativa que surgió a raíz del crecimiento alarmante de antejardines adoquinados en las casas de los británicos. La razón de pavimentar los jardines responde a una creciente tendencia de dar prioridad a la necesidad de aparcamiento en las ciudades.

Como respaldo a su campaña, la RHS escogió al diseñador Nigel Dunnet, especialista en jardines de lluvia y profesor de diseño de plantación, horticultura urbana y tecnología, para que diseñara un jardín que pueda ser emplazado en un ámbito urbano y adaptado al cambio climático.

El jardín urbano de Nigel Dunnet. Crédito: Alba Rodríguez.

El jardín recrea un área rodeada de rascacielos y edificios de apartamentos, con balcones, pequeñas terrazas en los primeros pisos y espacios comunitarios.

El enfoque ingenioso se destaca por la amplia utilización de diferentes elementos, incluyendo un diseño urbano sensible al agua, drenaje sostenible y jardines de agua. El proyecto se transforma en una solución alternativa para hacer frente al problema de las inundaciones y reciclar las aguas lluvias.

En su diseño, Dunnet crea un espacio paisajista sostenible, cuya función es hacer que la naturaleza y la horticultura se conviertan de nuevo en el centro de atención de los espacios urbanos.

Bosque boreal canadiense

La diseñadora de jardines Charlotte Harris se inspiró en la región boreal de Canadá que se extiende desde el territorio de Yukón hasta la provincia de Terranova y Labrador. Este paisaje, conocido como el Boreal, se destaca por contener las mayores extensiones de bosques, humedales, lagos y ríos del planeta.

Es una de las pocas zonas silvestres que aún no ha sido alterada por la intervención del ser humano. La plantación de bosques húmedos refleja el hecho de que el 25 % del agua dulce sin congelar del mundo se encuentra en Canadá.

El jardín boreal de Charlotte Harris. Crédito: Alba Rodríguez.

El jardín de Harris, patrocinado por el Banco de Canadá, da la sensación de un bosque boreal canadiense, sin pretender crear una reproducción del mismo.

Entre los elementos claves se destacan: la utilización de cinco pinos banksianos, de origen canadiense y del noroeste de Estados Unidos, con más de cincuenta años de edad; fragmentos de roca y un dosel o estructura de madera de alerce (Larix) revestida de cobre.

El jardín forma parte de la celebración oficial de los 150 años de la Confederación de Canadá, y busca generar un compromiso mundial para proteger los recursos de agua dulce en la tierra.

Por: Alejandro Vargas Acevedo// Fotografías: Alba Lucía Rodríguez

Share.

About Author

Comments are closed.