Calidad de taza de café

0

 

Yara premió la excelencia en producción de café

Un concurso que incentiva en los productores cafeteros la implementación de buenas prácticas, bajo los principios de sostenibilidad, y premia a quienes se destacan en elevar la productividad y calidad del grano colombiano.

Yara es una empresa que ofrece soluciones para una agricultura sostenible y el medioambiente, mediante el suministro de  fertilizantes y programas de nutrición vegetal.

Yara Colombia, en la búsqueda de ser el aliado principal de los agricultores colombianos, lanzó el primer concurso de calidad de taza de café que convocó a 100 caficultores de siete zonas del país (Antioquia, Risaralda, Quindío, Caldas, Valle, Tolima y Huila), los que sin pensarlo dos veces aceptaron la invitación, recopilaron las muestras de café y decidieron participar del concurso.

Después de la convocatoria y al tener las muestras ya clasificadas, los días 23 y 24 de noviembre se dio inicio al concurso, la primera etapa de clasificación se llevó a cabo a puerta cerrada, con un jurado integrado por un experto equipo de catadores pertenecientes a la Federación Nacional de Cafeteros y a cooperativas de caficultores, que calificaron sobre una puntuación, mínimo o superior a 85 (sobre 100) según la escala de la SCAA (Specialty Coffee Association of America).

Ganadores

Julio César Madrid y Juan Fernando Chica, de la finca La Rivera, municipio de Santa Rosa de Cabal, departamento de Risaralda.

DSC_0392-277

Diez caficultores representantes de las zonas del Tolima, Huila, Risaralda, y Quindío fueron los finalistas convocados, el día 27 de noviembre, para participar en la cata en vivo en la que se seleccionaría el primer ganador, donde se brindó la oportunidad de compartir entre colegas las experiencias vividas en el concurso. Los tres finalistas fueron:

Puesto 3 (86,98 puntos) departamento del Tolima, municipio de Planadas, finca la Esperanza, José Mora Sánchez.

Puesto 2 (87,89 puntos), departamento del Huila, municipio Pitalito, finca Buenos Aires, Beto Narváez.

Puesto 1 (88,20 puntos), departamento de Risaralda, municipio de Santa Rosa de Cabal, finca la Rivera, Julio César Madrid y Juan Fernando Chica.

Pasión por el café

Julio César Madrid y Juan Fernando Chica, dos socios caficultores de tradición, con una experiencia de más de 25 años, disfrutaron al conocer que su café había obtenido la mayor puntuación del concurso, que los convirtió en los primeros ganadores del Yara Champion Program y por lo cual recibieron el premio mayor como reconocimiento a la taza de calidad en la elaboración de cafés especiales.

Juan Fernando Chica nos habló de su amplia trayectoria y la de Julio César su socio como caficultores, expresando que no hacen nada más que hacer las cosas bien y vigilando con detalle todos los procesos y con la pasión que sienten por el café, “tenemos unas prácticas de cultivo muy similares a las que recomienda Cenicafé, lo único que hicimos especialmente en esta finca fue sembrar variedades con genéticas diferentes, ser muy cuidadosos en el cultivo en el control de malezas, de enfermedades y plagas”, aseguró Madrid.

En cuanto a la calidad del café, ya que se trata de un producto tan delicado, hay que ser muy detallistas en todos los aspectos del cultivo, desde que se escoge la semilla y se siembra, como se va levantando el cultivo, la nutrición, estar atento a todas las recomendaciones de los agrónomos y los técnicos y ser muy cuidadosos no solo en el manejo del cultivo, sino después, en la poscosecha. Al ser el café un producto de consumo humano, debe ser tratado como un alimento y ser muy cuidadosos en todos los procesos de beneficio, de selección, poscosecha y almacenamiento posterior para comercializarlo.

“Yo creo que también la suerte nos acompaña, el momento en que se recogió la cosecha, el clima que hizo para esa cosecha en particular, como en los vinos, como en todo lo que es de calidad, pero lo importante consiste en tratar de controlar todo lo que es controlable y podamos controlar, y hacer mucha fuerza para que los demás factores se cristalicen a favor de uno”, dijo Julio César Madrid.

Como bien lo expresa Juan Fernando Chica, la suerte esta vez estuvo a favor de ellos: “Para este concurso participamos con un blend (mezcla de cafés), de hecho, cuando nos llamaron a participar, habíamos acabado de hacer una exportación de los cafés que producimos al Japón, y nos tocó acopiar de lo que nos había quedado de a poquitos, entonces hicimos un blend casi que por azar, porque era lo que nos quedaba para poder acopiar los 500 kilos que Yara exigía para poder participar y mandamos esa muestra”.

Al hablar de la calidad de los diferentes cafés exhibidos en el concurso, Juan Fernando Chica resaltó lo siguiente: “Creo que tenemos un café de buena calidad en términos generales, pero en el concurso probé todas las muestras, estaban excelentes, el que ganemos o no hayamos quedado de primeros, no dice nada mejor de nosotros que de los demás productores, todos hicimos un gran trabajo.

“Lo importante es no descuidar los pequeños detalles, más que consejos, es motivarnos a hacer las cosas bien hechas, que nos fijemos que cualquier detalle puede hacer que nuestra calidad sea diferente, el café es un símbolo para Colombia, imagen positiva de Colombia y debemos esforzarnos”.

Al presentar su gratitud a Yara, Juan Fernando Chica se muestra sorprendido y dice: “A mí me sorprende gratamente que por primera vez una empresa privada diferente de las que nos han cuidado a nosotros los caficultores, que son las empresas oficiales, la Federación Nacional de Cafeteros, que una empresa privada llegue y diga que vamos a fomentar la producción de calidad, vamos a incentivar que los caficultores puedan producir algo de calidad que es lo que vende, eso me parece muy motivante, los técnicos de Yara que nos han visitado nos parecen excelentes, tienen una asesoría en temas de fertilización bien científica, bien estudiada, bien valiosa para nosotros como caficultores, solo tengo palabras de agradecimiento para Yara en ese sentido, que se preocupe por hacer que los productores puedan obtener un buen producto”.

 

Experiencia positiva

 

Foto 2

Geoffrey Alexander Zambrano Barriga, director de mercadeo y comunicaciones de Yara Colombia, narró de la experiencia vivida durante el desarrollo del concurso:

“La experiencia es supremamente positiva, nosotros de alguna manera nos lanzamos a hacer este concurso sin un conocimiento detallado de cómo se hace un concurso de taza, lo que sabemos por los especialistas es que este tipo de concurso requiere, para que sea exitoso, un café de calidad y no siempre se cuenta con esa fortuna. Y de lo que sabemos hasta el momento, producto de todo el proceso de eliminatorias, es que los cafés que llegaron al concurso pertenecen a los caficultores que por varios años han venido trabajando con nosotros, que han seguido las recomendaciones nuestras de nutrición, están probablemente entre los mejores cafés de Colombia”.

“Estamos hablando –agregó– de calificaciones por encima del estándar normal de cafés especiales, lo que significa que no solamente es un éxito como concurso, sino que para Yara es grato saber que los agricultores que trabajan con nosotros están recibiendo un valor agregado al poder producir cafés de buena calidad”.

Con los excelentes resultados en esta primera experiencia, Yara ya está proyectando el concurso para una versión internacional. “Este primer concurso fue un éxito para Yara y el caficultor, el concurso se seguirá haciendo anualmente, es más, ya estamos planeando para el año 2017 reunir a los caficultores de los países donde Yara tenga oficinas y hacer el programa a nivel mundial”.

Yara hace la invitación a los caficultores colombianos para que se vinculen desde ya al programa, las puertas están abiertas, por lo que espera una mayor participación el año entrante.

 

Share.

About Author

Comments are closed.